Vuestra ayuda empieza a materializarse

Son muchas las comunidades de inmigrantes birmanos cuyos miembros están en situación precaria. La mayoría de estas familias trabajan en campos de cultivo y fábricas o mercados donde ganan un sueldo que no supera los 2€/dia. Su situación es ya precaria de por sí, y con la crisis del Covid-19 han pasado a vivir en situación de emergencia alimentaria crítica.

La mayoría de estas familias se han quedado sin trabajo por que las fábricas donde trabajan han cerrado o reducido drásticamente su producción y en los campos de cultivo se hace cada vez mas difícil conseguir un jornal ya que las nuevas restricciones de movilidad les impide desplazarse a los terrenos que cultivan. La crisis afecta a todos los sectores pero se ceba especialmente con estas familias cuya situación ya era precaria antes de la crisis.

Este es el motivo por el que hemos unido nuestras fuerzas con nuestro partner local Help Without Frontiers para poder cubrir las urgentes necesidades de alimentación de las 1.997 familias que hemos detectado que están en una situación de emergencia crítica.

Con la crisis del Covid-19 han pasado a vivir en situación de emergencia alimentaria crítica.

Ya hemos repartido los kits a 4 comunidades. Los primeros en recibir los Kits Comida Emergencia han sido los aldeanos residentes en la comunidad de “Mae Ku”, a pocos kilómetros de Mae Sot donde se celebra el mercado de ganado. Su cierre ha provocado que 171 familias que vivian de la actividad que se desarrolla en el mercado del ganado, hayan pasado de cobrar 2€/dia a no ganar nada. Aquí las ayudas gubernamentales son inexistentes y las familias no pueden subsistir por sus propios medios, lo que hace aún mas urgente la distribución de ayuda.

En esta comunidad existe una gran cantidad de niños en edad escolar, también hay muchas mujeres embarazadas, personas con discapacidad y personas mayores. Muchas familias han optado por enviar a sus hijos a vivir con familiares que puedan hacerse cargo de ellos, pero en la mayoría de los casos no tienen manera alguna de conseguir dinero y empiezan a surgir conflictos y peleas debidos a la desesperación de muchas familias que ven que no pueden alimentar a sus hijos.

También se han repartido Kits Comida Emergencia en otras comunidades del área de Phop Prah que sufren situaciones similares. En la comunidad de “Ah Yone Oo” una de las mas numerosas hemos tenido problemas para repartir la ayuda debido a que algunas familias viven alejadas en pequeños asentamientos en medio de la selva. La recién estrenada temporada de lluvias ha anegado los caminos y entre las restricciones al movimiento de personas y los caminos embarrados hemos tenido muchos problemas para poder distribuir la ayuda para que llegue a estas familias mas aisladas. 

En la comunidad de “Khok Kwai” donde la mayoría de sus habitantes son musulmanes, hemos entregado un total de 36 kits que les permitirá sobrevivir durante algo menos de un mes. Las familias ya no pueden pedir mas préstamos a sus vecinos o a los puestos del mercado donde se suelen abastecer. Al no poder pagar las deudas contraídas en los primeros meses de confinamiento se han quedado sin crédito y dependen totalmente de la ayuda de las organizaciones que operamos en la zona para poder sobrevivir.

Todas estas familias trabajan en la recolección de basura, campos de cultivo fábricas y la venta de verduras en los mercados o como moto taxi. Actualmente no pueden trabajar y su situación empeora día a día.

Ya hemos distribuido ayuda a 515 familias y esperamos poder cubrir otras 106 familias de la comunidad de “Thung Kham” donde la mayoría de aldeanos trabajan en el sector agrícola que habitualmente ya reduce su actividad debido a la temporada de lluvias, por lo que las perspectivas pasado el confinamiento y la vuelta a la normalidad tampoco les asegura unos ingresos estables después de la crisis.

Muchas familias podrían enviar a sus hijos con familiares en Birmania donde podrían ayudarse mejor, pero la frontera sigue cerrada manteniéndolos atrapados si poder salir de sus comunidades ni enviar a sus hijos con familiares que tal vez podrían hacerse cargo de ellos durante la crisis.

Las familias nos agradecen la ayuda recibida pero aún hay muchas que no reciben nada, no podemos cubrir todas las necesidades y además en algunas comunidades se están quedando sin agua y necesitan moverse a otras comunidades para conseguir agua de algunos pozos que aún no se han secado. Esperamos que la temporada de lluvias sea este año mas generosa que el pasado año y que caiga regularmente sin grandes tormentas que agravarían aún mas la situación.

Hasta hoy ya hemos entregado kits a 661 familias. Junto con la distribución, hemos recopilado la encuesta de 359 familias. El número total de beneficiarios es de 1,451 personas. Los miembros promedio de la familia son 4.04 personas por familia. Con este número encontramos que 686 son niños en edad escolar,  aproximadamente el 47.28% de la población total.

Hasta hoy ya hemos entregado kits a 661 familias.

Aún quedan muchas familias sufriendo una grave crisis alimentaria y esperamos poder ir cubriendo al mayor número de familias posible. Puedes comprarles un Kit Comida Emergencia clicando aquí.

Muchas gracias a todos los colaboradores por vuestra generosidad en estos momentos tan críticos. Somos conscientes de que la solidaridad en tiempos dificiles se hace más complicado, por eso se agradece mucho más. Gracias.

Fundación Colabora Birmania ​​ · G-87136826 · Concepción Jerónima 22, 28012, Madrid · Espacio cedido por la agencia BtoB · © 2015 Colabora Birmania

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies