La escasez de oxígeno agrava la crisis de COVID-19 en Myanmar

Una vez más, nuestra historia principal esta semana es la aterradora crisis del COVID-19, que continúa empeorando constantemente en Birmania. La situación se ha visto agravada por la escasez de oxígeno, la huelga en curso de los trabajadores sanitarios del gobierno y la profunda desconfianza del público hacia los militares.

La junta informó de otros 32.490 casos esta semana, incluido el récord de 7.083 casos el martes, y 725 muertes, incluido un máximo de 165 el jueves. Sin embargo, estos números solo parecen arañar la superficie de la verdadera gravedad del brote, ya que las ONGs afirman que unas 600 personas murieron sólo en Yangon el 18 de julio. También estamos viendo tasas de positividad realmente asombrosas del 37,9 por ciento.

Dado lo extendido que está el virus, no sorprende que haya desbordado rápidamente a un sector de la salud ya paralizado por el golpe militar. Las redes sociales y los medios tradicionales estuvieron inundados de informes esta semana de pacientes desesperados con COVID-19 que buscaban botellas de oxígeno con poco éxito.

El líder de la junta, Min Aung Hlaing, negó que hubiera escasez de oxígeno, culpando del problema a la gente que compra más oxígeno del que necesita y a la agitación política.

La respuesta inicial de la junta fue la de obstruir la información y enterrar la cabeza en la arena. Primero, el Ministerio de Salud prohibió la ventas de oxígeno al sector privado, alegando que la alta demanda entre el público estaba haciendo subir los precios y que las personas no capacitadas no pueden administrar de manera segura el oxígeno que salva vidas. El problema es que, con los hospitales completamente llenos, muchos pacientes gravemente enfermos no tienen más remedio que tratarse ellos mismos en casa, una situación que se ha agravado por la huelga masiva de trabajadores sanitarios y la falta de confianza en los servicios públicos del régimen. A continuación, el líder de la junta, Min Aung Hlaing, negó que hubiera escasez de oxígeno, culpando del problema a la gente que compra más oxígeno del que necesita y a la agitación política.

Incluso cuando el dictador negaba la realidad, su ministerio de salud contaba una historia completamente diferente, luchando por importar oxígeno de Tailandia y China. El miércoles, el ministro de Salud, Thet Khaing Win, discutió los planes para «prevenir la deficiencia de oxígeno» durante una reunión en Nay Pyi Taw ayer. El artículo de los medios estatales también mencionó que la Administración de Alimentos y Medicamentos «alivió las restricciones a la importación de generadores de oxígeno», y se espera que el oxígeno líquido llegue de Tailandia a través de Myawaddy y de China a través de Muse. Otro artículo fue aún más contundente, titulado «La ciudad de Kalay se enfrenta a una grave escasez de oxígeno porque la planta de generación de oxígeno de no puede funcionar a plena capacidad”.

Al día siguiente, se informó de que se entregaron 820 toneladas métricas de oxígeno desde Tailandia a través de Myawaddy. La mayor parte del suministro aparentemente fue a los hospitales de Yangon, que según el viceministro de salud serían prioritarios. Si bien Thet Khaing Win dijo que el oxígeno será «para el consumo del público en general», aún no está claro si estará reservado para hospitales públicos o si la junta relajará las restricciones sobre el uso personal. Los 11 hospitales prioritarios enumerados por su adjunto parecen ser hospitales públicos, lo que significa que es probable que muchos pacientes sigan muriendo en sus hogares, lo que también contribuye aún más a la subestimación del número de muertos.

Fundación Colabora Birmania ​​ · G-87136826 · Concepción Jerónima 22, 28012, Madrid · Espacio cedido por la agencia BtoB · © 2015 Colabora Birmania

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies