En Birmania nadie tiene apellidos

El idioma de Myanmar está basado en el sánscrito y se deriva del pali, la lengua sagrada del budismo. Nadie en el país tiene apellidos, y tampoco existe ninguna norma para poner un nombre.

Los nombres birmanos carecen de una estructura consecutiva como la de la mayoría de los nombres modernos. No siguen los sistemas patronímico o matronímico y, por eso, carecen de apellido.  En Birmania, se puede cambiar voluntariamente de nombre sin registrarlo legalmente en m<uchos casos, de esta manera reflejan un cambio que se haya dado en la vida.

También, muchos nombres birmanos incluyen un nombre honorífico, agregado en algún momento de la vida, que se convierte en una parte integral del nombre.

Algunos ejemplos:

Ashin (Señor) . Utilizado por monjes, nobles, y raramente, por mujeres

Daw (Tía/Señora). Utilizado por mujeres maduras o mujeres de clase alta (ej: Saw Aung San Suu Kyi)

Ko (hermano mayor). Utilizado por hombres de la misma edad.

Saw (señor). Utilizado por hombres Karen

Saya (maestro). Utilizado por hombres de avanzada edad o de rango superior

Sayama (maestra). Utilizado por mujeres mayores de edad o de rango superior.

Los nombres birmanos eran originalmente monosílabos, como son los casos de  U Thant o U Un, en los cuales la U es nombre honorífico. Hacia mediados del siglo XX, muchos birmanos comenzaron a usar nombres de dos sílabas, aunque sin ninguna estructura formal. Cuando los birmanos comenzaron a familiarizarse con la cultura Occidental empezaron a incrementar el número de sílabas de los nombres de sus hijos, mediante el uso de diversas estructuras. Actualmente, nombres de hasta cuatro sílabas son comunes en los hombres y de cinco sílabas en las mujeres.

Estudiosos en el tema como Thant Myint-U, explican que el origen de los nombres personales birmanos complejos, es consecuencia del derrumbamiento de la monarquía birmana, por el cual cayó en desuso el complicado sistema de nombres pali-birmanos, que eran rangos del ejército de la corona y títulos nobiliarios, dejando a gran parte de la población birmana con un nombre monosílabo.

Por ejemplo, los padres de Aung San se llamaban Pha y Suu,  los cuales son monosílabos. Su nombre de nacimiento era Htain, pero posteriormente lo cambió por Aung San. Su hija recibió el nombre de Aung San Suu Kyi, siendo la primera parte el nombre que su padre. «Suu» proviene de su abuela y «Kyi» proviene de su madre, Khin Kyi.

La incorporación del nombre del padre o de la madre en el nombre de una persona es muy frecuente ahora, pero no se convierte en un apellido familiar. También se siguen otros modos de hacer nombres.

Los nombres bamar comúnmente incluyen palabras derivadas del idioma pali, junto con palabras birmanas nativas como thura (valiente) o thiha (león) para hombres, y sanda (luna) o thanda (coral) para mujeres.

Muchos budistas birmanos también hacen uso de la astrología para nombrar a sus hijos, el cual está determinado por la fecha de nacimiento,. Por ejemplo, un niño que haya nacido un día lunes, puede tener un nombre que empiece con la letra «k».

En los últimos tiempos muchas de estas tradiciones están cambiando y quedando en el pasado

Fundación Colabora Birmania ​​ · G-87136826 · Concepción Jerónima 22, 28012, Madrid · Espacio cedido por la agencia BtoB · © 2015 Colabora Birmania

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies