Pisando el estado de Shan: las víctimas de las minas terrestres de Myanmar

Kyaukme, estado de Shan: cuando la mina terrestre explotó, lanzó a Hkawng Dai al aire. Estaba pastoreando búfalos en un campo por la carretera entre la aldea Samsik y la aldea Hinkyein en el pequeño municipio de Mongngawt en el distrito Kyaukme del estado de Shan el 8 de septiembre.

“Tenía miedo de que me descubrieran. Saldrán si escuchan la explosión de una mina. Así que corrí lo más lejos que pude»

Afortunadamente no perdió el conocimiento y se dió cuenta de que había pisado una mina. Pero resultó herido y llamó a sus familiares en su pueblo natal de Samsik y les dijo que salieran a ayudarlo. Aunque le sangraba la pierna, huyó de la escena lo mejor que pudo.

“Tenía miedo de que me descubrieran. Saldrán si escuchan la explosión de una mina. Así que corrí lo más lejos que pude», dijo Hkawng Dai, refiriéndose al Ejército de Liberación Nacional de Ta’ang (TNLA), un grupo armado étnico que opera en el área. El conflicto entre el TNLA y el ejército de Myanmar, conocido como Tatmadaw, ha aumentado recientemente, afectando a las comunidades del norte del estado de Shan.

Los civiles en Mongngawt temen a las minas terrestres por dos razones más allá de lo obvio: la primera es que si las pisan y no los matan al instante, serán asesinados. No serán enviados al hospital. TNLA no quiere que los extraños sepan que los civiles en el área son víctimas de sus minas. Hay rumores locales de que las tropas de TNLA inyectan algo en las víctimas de las minas para matarlas.

La segunda razón es que los civiles tienen que dar al TNLA 500,000 kyats (US $ 331.45) en compensación por cualquier mina explotada, incluso si mueren o resultan heridos en la explosión o si su ganado pisa una mina.

Cuando los residentes locales resultan heridos o sus familiares son asesinados, culpan a la mala suerte de la vida en una zona de conflicto inestable. Pero temen ser asesinados y temen tener que compensar al TNLA por una mina.

Dos días después de que Hkawng Dai fuera herido por la mina terrestre, algunos combatientes de TNLA llegaron a su aldea para investigar la explosión. Según los combatientes de TNLA, el grupo había plantado tres minas cerca de donde Hkawng Dai resultó herido. La ubicación no está en el bosque o cerca de puestos avanzados de organizaciones armadas; Está cerca de una carretera.

Las lesiones de Hkawng Dai resultaron ser menores. Se recuperó y ahora está de vuelta en el trabajo en su granja. Pero el hermano mayor de Hkawng Dai, Kyaw Than, y su sobrino Dau Hkong también fueron golpeados por una explosión de una mina terrestre, el 16 de septiembre. Los dos no tuvieron tanta suerte como él, ambos murieron en la explosión. Kyaw Than fue asesinado en el acto, pero los combatientes de TNLA dicen que Dau Hkong murió después de que llegaron a la escena.

Los miembros de TNLA llevaron los cuerpos a través del bosque hasta su aldea. Advirtieron a los residentes locales que entierren los cuerpos de inmediato y que no tomen fotos.

«Parece que no quieren que los extraños sepan que los dos fueron asesinados por su mina. No permitieron que los miembros de su familia hicieran los preparativos para el funeral. El TNLA les pidió que hicieran el entierro inmediatamente mientras observaban ”, dijo una aldeana que pidió no ser identificada.

Hkawng Dai pidió a los combatientes de TNLA que les permitieran cambiar la ropa de las dos víctimas para un entierro adecuado, pero TNLA negó la solicitud.

“Como era nuestro hermano mayor, queríamos darle un entierro apropiado en un ataúd apropiado. Pero ni siquiera nos dejaron cambiarnos de ropa. Nos pidieron que los enterráramos de inmediato ”, dijo Hkawng Dai, reprimiendo sus lágrimas.

“Afortunadamente, alguien dijo que vendrían soldados de Tatmadaw. Los soldados de Palaung (TNLA) huyeron y pudimos poner sus cuerpos en ataúdes y enterrarlos adecuadamente ”, dijo.

Aunque los residentes locales y los familiares de las víctimas no se atrevieron a tomar fotos de los cuerpos, un visitante del pueblo tomó fotos y se las dio a un residente local.

Según las fotos mostradas, parecía que Kyaw Than había muerto en el lugar debido a sus graves lesiones, pero Dau Hkong solo sufrió lesiones no fatales en la espinilla derecha, contradiciendo los rumores en Mongngawt de que murió de un sangrado excesivo después de perder su piernas en la explosión de la mina.

“El jefe de la aldea y nuestra aldea tendremos problemas si estas fotos se difunden en línea. No se las he mostrado a nadie. Y las eliminaré ahora «, dijo el residente local que mostró las imágenes en su teléfono.

Hkawng Dai cree que su sobrino murió innecesariamente. Algunos creen que los combatientes del TNLA inyectaron algo en Dau Hkong.

“Incluso aquellos a quienes se les amputaron ambas piernas pueden sobrevivir. Las lesiones de Dau Hkong no fueron tan graves «, dijo Hkawng Dai.

Después de que los informes de una explosión de bomba fatal se extendieron fuera del área, el TNLA entregó 200,000 kyats (US $ 132) en compensación a las familias de Kyaw Than y Dau Hkong.

Las minas terrestres representan una amenaza no solo para la vida de los residentes locales, sino también para sus medios de vida. Al menos siete reses murieron desde enero hasta finales de septiembre en aldeas de Mongngawt. El lugareño Sai San también dijo que tres de sus búfalos habían muerto hasta ahora debido a las  explosione de minas este año.

“El TNLA dijo que debemos darles una compensación cuando humanos o ganado pisen una mina. Solo tenemos búfalos para la agricultura. Cuando mi búfalo fue golpeado por minas terrestres, ni siquiera fui a ver. Me quedé callado ”, dijo Sai San.

Las carreteras que unen las aldeas en Mongngawt ya no son seguras y los lugareños deben tener cuidado incluso en la carretera principal a través de las montañas, dijo Sai San. U Calina, un residente de Kwinsalin Village-Tract en Mongngawt, resultó herido en su pierna derecha en una explosión de mina mientras conducía una motocicleta en la carretera el 25 de septiembre. Regresaba de su granja de té después de recoger hojas de té.

“Si no estuviera en la moto ese día, me habrían matado. Mi moto estaba rota ”, dijo U Calina. Él y su esposa se ganan la vida como productores de té. Cuando perdió su moto y su cosecha en la explosión de la mina, les arruinó. «Somos pobres. Tenemos que pedir dinero a nuestros hijos a quienes hemos enviado a trabajar a Tailandia ”, dijo Daw Aye Kham, la esposa de U Calina.

Con respecto a la explosión de la mina que afectó a U Calina, la Oficina del Comandante en Jefe del ejército de Myanmar dijo en un comunicado el 26 de septiembre que el explosivo era una mina de alambre colocado por el TNLA.

U Calina fue tratado en el Hospital del Municipio de Kyaukme. A su lado en el hospital estaba U Tun Oo de la aldea de Namtwe en el municipio de Namhsan, ubicado en la frontera de Mongngawt y Namhsan. El pueblo también se enfrenta a los impactos de las minas terrestres.

U Tun Oo había estado buscando a su búfalo perdido con su amigo U San Hla y su perro. “No pensé que se plantarían minas terrestres cerca del arroyo. Fue mi perro quien pisó la mina. Cuando la mina explotó, los dos fuimos alcanzados ”, dijo U Tun Oo.

El perro murió en el acto. U San Hla perdió su pie derecho y el talón derecho de U Tun Oo fue desgarrado.

Llamaron a los vecinos, que vinieron y los rescataron a pie. Es una caminata de cinco horas desde Namtwe Village hasta Mongngawt.

Como no había automóvil y era difícil viajar de noche, sus vecinos los llevaron a Namtwe, donde sus heridas fueron vendadas por la enfermera local. Los dos fueron enviados al hospital en Mongngawt a la mañana siguiente.

Con la ayuda de organizaciones locales y de la sociedad civil en Mongngawt, los dos fueron enviados al Hospital del Municipio de Kyaukme. A U Tun Oo le reemplazaron el talón con carne de su muslo. U San Hla fue trasladado al Hospital Lashio ya que su lesión fue más grave. Luego le amputaron la pierna derecha debajo de la rodilla.

La esposa de U San Hla, Daw Nan Kham, dijo que el transporte, el servicio médico y las comidas han costado alrededor de 1 millón de kyats.

“No disponíamos de ese dinero. Hemos tenido que pedir prestado. Algunas personas vinieron y ayudaron, pero la cantidad [que dieron] no es tan grande y los costos de transporte son muy altos ”, dijo.

«Este es nuestro destino. No quiero culpar a nadie. Si ya no puede trabajar, tendré que trabajar en la granja de té. Pero tengo miedo después de todas estas experiencias ”, dijo Nan Kham.

El 14 de octubre, tres monjes resultaron heridos después de pisar una mina terrestre cerca del pueblo de Lwelpyet en Mongngawt.

El TNLA no es el único grupo armado activo cerca: el ejército de Myanmar y el Consejo de Restauración del Estado de Shan (RCSS) también operan en el área. Pero los lugareños señalan con el dedo al TNLA por plantar las minas terrestres, diciendo solo que el TNLA ha pedido una compensación por las minas.

Es posible que tengan buenas razones para sospechar del TNLA: solo los combatientes del TNLA han venido a investigar en las aldeas después de que se informara de una la explosión de una mina.

En varias entrevistas con el portavoz de TNLA, el mayor Mai Ai Kyaw, negó haber usado minas terrestres. Dijo que el grupo armado solo usa minas detonadas a distancia, que no explotarán cuando alguien las pisa.

Myanmar no ha ratificado el Tratado internacional de prohibición de minas ni la Convención sobre municiones de racimo. La Campaña internacional para prohibir las minas terrestres ha instado al gobierno de Myanmar a ratificar ambos tratados. Pero el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Defensa dijeron en junio de 2017 que Myanmar no tenía planes de firmar los tratados por el momento, y que no establecería un calendario para hacerlo.

El ejército de Myanmar continúa utilizando minas terrestres en áreas donde luchan con organizaciones étnicas armadas. El Monitor de Minas Terrestres, el brazo de investigación de la Campaña Internacional para Prohibir las Minas Terrestres, dijo que la fábrica de artefactos estatales de Myanmar en la región occidental de Bago está produciendo minas que no se pueden detectar con detectores de minas. Según el informe del grupo de 2018, el ejército de Myanmar es el único ejército gubernamental en el mundo que todavía usa minas antipersona.

El informe también dice que el ejército de Myanmar no solo produce diferentes tipos de minas, sino que también compra minas de China, India, Italia, Rusia, Estados Unidos y otros países.

Los aliados de TNLA que han brindado entrenamiento militar al grupo —el Ejército Estatal Unido de Wa y el Ejército de Independencia de Kachin— también producen minas antipersonal y minas antitanque en sus propias fábricas. Los tres grupos armados étnicos tienen unidades especializadas en minas, incluidos dispositivos explosivos improvisados.

Según la Organización de Mujeres Ta’ang, una organización de la sociedad civil que promueve los derechos humanos y los derechos de las mujeres en el norte del estado de Shan, al menos 10 personas murieron y más de 20 resultaron heridas en explosiones de minas y restos de guerras en Kyaukme, Kutkai, Municipios de Namhsan y Mantong en agosto y septiembre.

U Sai Tun Win, un legislador que representa el municipio de Kyaukme en el Parlamento del Estado de Shan, dijo que es una irresponsabilidad que los grupos armados planten minas en áreas étnicas. “Ninguno de los grupos armados ha informado a la población local sobre dónde han plantado [minas]. Solo en algunas áreas, les piden a los aldeanos locales que no vayan en direcciones particulares ”, dijo.

Acusó al ejército de Myanmar de secuestrar a 10 civiles de su circunscripción y obligarlos a marchar a la primera línea del conflicto con equipos militares en 2018.

«Yo llamaría a esto escudos humanos», dijo U Sai Tun Win. Dijo que había visto miembros del Partido Progresista del Estado de Shan (SSPP), también conocido como el Ejército del Sur del Estado de Shan, plantando una mina terrestre a poca distancia de una aldea en su circunscripción. “Esa vez los aldeanos me mostraron la mina. Fue plantada a las afueras del pueblo ”, dijo.

U Sai Tun Win dijo que los grupos étnicos armados tienden a plantar minas terrestres cuando las tensiones militares son altas, pero no se molestan en eliminarlas después de que los enfrentamientos hayan cesado. Como resultado, los residentes locales sufren las consecuencias.

Pero los miembros del Parlamento no están en condiciones de brindar la ayuda que los civiles necesitan cuando se trata de asuntos militares. Como residentes de las áreas de conflicto, deben tener cuidado de no ofender a ningún bando.

U Sai Tun Win dijo que el riesgo de las minas terrestres se reducirá si, o cuando, los militares y el TNLA puedan llegar a un acuerdo bilateral de alto el fuego.

U Calina, U Tun Oo y U San Hla dijeron que no entienden la política y no hicieron comentarios sobre lo que el gobierno o los legisladores podrían hacer para ayudar a la situación. Dijeron que temen decir algo malo que ofende a uno u otro lado. Dijeron que solo quieren llevar una vida pacífica en su comunidad.

U Calina y U Tun Oo tienen la esperanza de volver a sus vidas normales después de haberse recuperado completamente de sus heridas. Pero la vida nunca volverá a ser «normal» para U San Hla, quien perdió su pierna. Cuando se recupere, tendrá que volver a trabajar con su esposa para pagar el dinero que le prestaron para su hospitalización.

Artículo The Irrawaddy: https://www.irrawaddy.com/features/treading-lightly-in-shan-state-the-civilian-casualties-of-myanmars-landmines.html?fbclid=IwAR12q_ekRJss0MZbx_9cIVUmR-YkTNYie-Yvc0Z–VnyhrXjg3LOa-2zD68

Traducido del birmano por Thet Ko Ko

Fundación Colabora Birmania ​​ · G-87136826 · Concepción Jerónima 22, 28012, Madrid · Espacio cedido por la agencia BtoB · © 2015 Colabora Birmania

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies